¿Cómo es su relación con el dinero?

Todos los seres humanos tenemos relación con el dinero desde el día que nacemos. En una etapa temprana, escuchamos a nuestros padres hablar con sus propios paradigmas sobre el dinero. Con el tiempo, los vamos adoptando y haciendo propios.

Alguna vez escuchó usted a sus padres o a algún familiar cercano decir frases como: “¿usted cree que me regalan la plata?”, “Ahorita no podemos comprar eso que querés porque la plata no crece en los árboles”, “el salario no alcanza” y “el dinero es muy difícil de ganar, por eso hay que cuidarlo”, entre miles de otras posibles.

El ser humano es 97 porciento subconsciente y tan solo 3 porciento consciente. La información de nuestras creencias subconscientes se genera en la edad temprana (de 0 a 6 años) por lo que muchas de los temores y convicciones que usted posee se derivan de lo que sus padres, familiares, mentores y el entorno de su niñez le inculcaron para bien o para mal.

Ciertamente, todos tenemos creencias sobre el dinero. Algunos piensan que es algo muy sencillo de generar y, por otra parte, hay una gran mayoría que considera que es muy difícil y en esta vida siempre van a existir necesidades ilimitadas para recursos limitados.

Lo que es una realidad es que, sea cual sea la forma en que usted aprecie el dinero o como lo idealice, esto enmarca cómo se va a relacionar con el mismo. También estamos seguros que ha escuchado la frase popular que dice “la plata jala plata”. Para esto, le podesmos asegurar que lo que “jala” es la persona que posee el dinero.

La mentalidad es el punto de partida indiscutible para alcanzar una relación saludable y exitosa con el dinero. Nuestros pensamientos lideran las acciones que nos llevan a generar ingresos para suplir las necesidades que tenemos. Son los precursores de nuestras decisiones.

Lo complicado de esto es que los pensamientos sobre el dinero son como los hábitos diarios o como respirar. Con el tiempo, los hacemos de forma automática y es por ello que existen etapas en las cuales los resultados no son los esperados en el aspecto económico.

Queremos compartir con usted seis factores que puede implementar en su vida. Estoy seguro que transformarán su vida. Estos puntos le pueden ayudar a mejorar su relación con el dinero para que pueda tomar mejores decisiones y así alcanzar los objetivos que se ha propuesto en aras de que su vida sea más próspera.

  1. Identifique cuáles son las acciones que le provocan dificultad para alcanzar sus objetivos de tener mayores ingresos. Hay quienes consideran que en el puesto de trabajo que tienen sólo pagan un salario fijo. Otros creen que no tienen la educación formal suficiente… Hay cientos de paradigmas insertos en las personas. Obsérvese con detenimiento.
  2. Escriba en un cuaderno o libreta qué sensación le genera la idea de no tener limitantes de ingresos. Sienta que usted posee cuanto desea para adquirir todo aquello que le hace feliz. Algunas personas podrían escribir que la sensación es de frustración, otras pueden indicar cólera. Sin embargo, es importante que visualice y escriba sus objetivos en positivo.
  3. Recuerde todas las veces que se propuso alcanzar una meta u objetivo y, aunque parecía que era muy difícil, logró sus cometidos satisfactoriamente.
  4. Defina y escriba un monto económico que usted desee generar en un periodo de tiempo determinado. Enfóquese ajustar sus esfuerzos para que esto sea vuelva realidad. Es importante que el número sea realista y alcanzable. No obstante, asegúrese de que sea lo suficientemente retador.
  5. Dialogue con usted mismo frente al espejo. Dígale a la persona en el reflejo todo lo positivo que lo caracteriza y que lo hace ser un ganador, independientemente del área en la que se mueva. Procure siempre tener en cuenta estas tres cosas: 1) Hablarse en primera persona (yo) 2) En tiempo presente (soy) 3) De forma positiva (una persona próspera y libre)
  6. Repitalo de forma consistente tanto como pueda durante la semana con una actitud completamente positiva. Entienda que siempre hay puntos de mejora para todo en la vida de forma tal que esto no se transforme en una molestia.

El dinero es simplemente una unidad monetaria, el valor se lo adjudicamos nosotros. Es importante que en su vida no juegue un papel de ídolo, sino más bien de apoyo y que éste trabaje para usted.

Su cerebro tiene la capacidad para alcanzar lo que se proponga y para generar las cantidades de dinero que usted determine. Es cuestión de aprender a tener la mentalidad correcta.

Le podemos asegurar que esta es una de las relaciones en las cuales, si nos preocupamos por tornarla saludable, nuestro entorno va transformarse en uno muy positivo pues, nos guste o no, vivimos en una sociedad en la que el dinero es el pilar para casi todo. Por eso, es mejor que se hagan amigos desde ya.

Comments